lunes, 2 de septiembre de 2013

SOY EL SOL (Escrito inédito de George Ohsawa)



Soy el sol.

Mientras exista la luz del sol, el agua, el aire, el hombre medita, actúa, establece civilizaciones y crea las artes, las religiones, las ciencias y una vida entretenida. El que produce cosas malas, guerras, enfermedades, preocupaciones y crímenes, es el que ha olvidado las maravillas de la luz del sol, del agua y del aire y que las ha absorbido demasiado. Es aquel que toda su vida ha buscado la luz del sol helada: diamante y rubís, que ha coleccionado el agua helada: cristal y mármol; el que ha comido demasiado o ha equivocado las proporciones del aire petrificado: carbono y sus componentes, hidratos de carbono, proteínas, grasa.

El hombre puede vivir en felicidad, mientras exista el sol, el agua y el aire.

Si no lo creéis, preguntad a los gorriones en los matorrales, a los cuervos en el bosque, a los conejos en la montaña.
¿Acaso no viven alegremente las pulgas, los piojos y las orugas?
No cultivan arrozales ni cultivan verduras con abonos químicos, ni fruta sin pepitas, ni tampoco gastan dinero en los huertos ni matan animales con insecticidas. Y con mayor razón tampoco se convierten en asalariados prisioneros del dinero.
Las aves, así como las bestias salvajes, las pulgas y los parásitos intestinales, los microbios de la tuberculosis, todos se divierten alegremente.
¡Son todos hijos del sol, del agua y del viento!
Por el hombre es el único que tiene las enfermedades, las guerras, el contrabando, los agresores, los dictadores, los asesinos, los terremotos, los incendios, el trueno.
Además , fabrica bombas nucleares para destruirse a sí mismo. También fabrica medicamentos, construye hospitales, forma iglesias y enseña a los bonzos a torturar en el momento mismo de la muerte y también las ceremonias después de la muerte.
El hombre es el fantasma de las hojas, de los granos y de las raíces de los vegetales.
Sois el fantasma de la bardana, de la zanahoria y de las raíces de los vegetales.
¡Mi querido hombre!
¡Vuestro amor, vuestro bien amado es el fantasma de los vegetales!
¡Vuestro marido, vuestra mujer, vuestro hijo tan amados son las visiones que producen la luz del sol, al agua, el aire.

Soy el sol.
Soy el agua.
Soy el aire.
Todas las materias y las energías  vienen del sol.
Vivo.
¡Es porque como la energía del sol!
El sol, el agua, el aire solo forman parte de un astro, la Tierra. Esa tierra es la hermana más joven del Sol.
El arroz, el mijo, el sarraceno, el trigo, la cebada, así como los rábanos, la bardana, la zanahoria, la espinaca, el berro, todas las hierbas, todos los granos, todas las raíces, ¿acaso no son los fantasmas del suelo, el sol, el agua?

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Los vegetales se matan para convertirse en hombre, ave, animal.
La tierra se mata para convertirse en vegetales.
La luz del sol se mata para engendrar los vegetales, los hombres, los animales y para criarlos para hacerles actuar y meditar.
¿Qué es lo que el hombre crea con su vida?
¿En qué se convierte finalmente?
¿El dinero? (es avaro)
¿La reputación? (¿Un asesino que ha matado un millón de soldados? ¿el inventor de la muerte que inventó la dinamita? ¿El educador que ha producido un millón de esclavos?).
¿La mujer? (entonces eres cómplice de la mujer que ha arruinado la familia y el país).
¿El poder? (es la violencia. Los orgullosos sólo viven un pequeño instante. Los violentos se arruinan sin trabajar).
¿Y todo lo expuesto no es lo que cualquier animal ni siquiera mira?
Lo que el hombre crea en su vida,
Es la Libertad Infinita,
Es la felicidad y el Amor Eterno,
Es la Justicia Absoluta,
La Justicia absoluta es el espíritu del Sol,
La Libertad infinita es otra denominación del aire,
La Felicidad y el Amor eternos son la metamorfosis del agua,
La orquesta de esa Libertad, de esa Felicidad, de ese Amor y de esa Justicia, es la Salud.
Y el clavero del piano que compone esa salud, es la hoja, los granos, las raíces de las 7 hierbas de los campos, las 7 algas del mar y del rio y de todos los vegetales.
En una octava hay solo 7 tonos, pero muchas octavas pueden producir todas las melodías.
Desde la sinfonía de la alegría, hasta la marcha fúnebre.
De la marcha a la serenata, la melodía loca…
Hay 7 hierbas de campo en primavera.
Y también allí están en otoño, e invierno.
Elegid, recogedlas y tocad las melodías de vuestra vida.
La melodía de la alegría, de la tristeza, de la cólera y del placer, del sufrimiento y de la gratitud, de la desesperación y de la creación grandiosa.
He aquí el método para esas composiciones.

LA MACROBIÓTICA.


Escrito por George Ohsawa. Publicado en 1984 en la revista “Vida Macrobiótica”.

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Hola Agnès, mi nombre es Juanjo y decirte que llevo casi tres años siguiendo tu blog, me encanta tu forma de exponer cada tema y tus recetas. Soy de Valencia y es una pena que no llegará a conocerte en tu etapa en Valencia, me habría encantado haber sido tu alumno. Te escribo para decirte que este texto si que llegó a publicarse, lo puedes encontrar en EL LIBRO DE LA VIDA MACROBIOTICA de Georges Ohsawa publicaciones Gea. Espero poder llegar a conocerte y aprender en directo de ti, gracias por estar ahi. Un fuerte abrazo

AGNÈS PÉREZ dijo...

Gracias a ti Juanjo por tus palabras. Tendré que quitar lo de "inédito", entonces :) Espero también que algún día nos conozcamos ya sea en curso o compartiendo un té.

Un cordial abrazo,

Agnès.