domingo, 7 de julio de 2013

REMEDIOS CASEROS PARA LAS QUEMADURAS SOLARES


En verano aumenta el tiempo de exposición al sol siendo la mejor solución contra las quemaduras solares o insolaciones es la prevención.
Si salimos a caminar y sabemos que vamos a estar expuest@s al sol aunque sea durante un periodo corto de tiempo, es aconsejable usar una gorra o sombrero ligero y alguna camisa de manga larga y pantalón amplios (los hay muy finos de algodón o de lino que impiden el contacto directo de los rayos solares sobre la piel y no dan calor).
Es importante consultar con un médico si se detecta alguno de los siguientes síntomas:
Vómitos o náuseas
Escalofríos
Fiebre
Formación de ampollas muy extendidas
Debilidad general
Manchas muy rojas que pican mucho
Quemadura que se extiende (puede que exista una infección)
Los remedios a continuación se aconsejan para quemaduras leves.
Remedios que usaban nuestras abuelas: existen muchos remedios para calmar la sensación de quemadura: tomates en rodajas sobre la zona enrojecida, pepinos, rodajas de patata, yogur fresco… Estos remedios son eficaces pero su efecto es breve. Además, no evitan que la piel se pele.
El uso de aloe vera directamente sobre la piel es muy refrescante, calmante y además cicatrizante. El aloe, es una planta muy resistente y fácil de conseguir y mantener en cualquier casa con luz natural.
Para usar las hojas del aloe en un remedio para las quemaduras, se han de abrir con la ayuda de un cuchillo y extraer su parte mucilaginosa. Después se hierve con muy poca agua hasta obtener un ungüento espeso. Entonces, se apaga el fuego, se deja enfriar y se guarda en botes de vidrio en un lugar fresco (la nevera va bien).
Si se sufre una quemadura, se aplica este gel casero directamente sobre la zona afectada sin llegar a lavar el área, como si fuera una crema hidratante para que la piel lo absorba.
También se puede recurrir a la aromaterapia, que también es calmante y cicatrizante, aplicando aceite de caléndula (anti inflamatorio) o de hipérico sobre las zonas enrojecidas después del baño de sol.

El aceite de caléndula o de hipérico se elaboran con aceite de oliva virgen extra y flores de caléndula o de hipérico. El video a continuación lo explica bien:

Conviene añadir al aceite de caléndula o de hipérico  un 10 % de aceite esencial de lavanda áspic.

Esta esencia es alcanforada y apacigua el dolor. Su eficacia contra la sensación de picazón y la sensibilidad es inigualable. La mezcla de aceita y aceites esenciales hidrata y repara rápidamente la piel. ¡Ojo! Es importante saber que el aceite de hipérico es fotosensibilizante. No debe ser utilizado en ningún caso antes de la exposición al sol sino después.

Aquí otra receta muy fácil y rápida apta tanto para grande como para peques.
-          20ml de aceite de caléndula
-          30 gotas de aceite esencial de lavanda áspic
-          5 gotas de aceite del árbol de té
Estos consejos son puramente informativos y no pretenden sustituir los de un médico.
Artículo escrito por Agnès Pérez.
Licencia Creative Commons
REMEDIOS CASEROS PARA LAS QUEMADURAS SOLARES por AGNÈS EMMANUELLE PÉREZ se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.


 

No hay comentarios: