jueves, 6 de octubre de 2011

CRISIS ALIMENTARIA


El hambre en Catalunya se triplica y afecta a 1,5 millones de ciudadanos
El Banc dels Aliments atiende a 45.000 barceloneses en agosto por la crisis.
Barcelona. (EP).-

"Los catalanes que sufren carencias alimentarias se han triplicado desde 2009 y ya suman 1,5 millones de personas, según la Fundación Banc dels Aliments de Barcelona, que augura un recrudecimiento de la situación este año a medida que los ciudadanos agoten los subsidios.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes de la Fundación, y han destacado que el aumento de la demanda de alimentos procede de familias autóctonas de clase media que se han visto sumidas en el paro -"El resto de colectivos están estabilizados"-, han apostillado.
La entidad, que este año repartirá 10.000 toneladas de alimentos, ha pasado de beneficiar a una media de 104.000 personas en junio a 110.000 en septiembre: "Hacemos un esfuerzo para llegar a cada vez más personas, pero los recursos nunca son suficientes", han señalado.
Asimismo, han lamentado la decisión de la Comisión Europea de reducir en un 75% el fondo de ayuda para alimentos en 2012, que aporta el 40% de los alimentos del Banco, y han alertado sobre su impacto en los planes de ayuda a los más necesitados.

Indigente durmiendo en el suelo  (Marseille-Francia, Abril 2011)


Campaña de verano
La Fundación Banc dels Aliments ha distribuido productos por segundo año consecutivo entre el 1 y el 12 de agosto para atender a más de 45.000 barceloneses, que han recibido un total de 152.723 kilos de alimentos a través de 181 entidades colaboradoras, según ha informado a Europa Press.
También ha mantendio abierta por primera vez su oficina en Mercabarna todos los viernes y lunes de agosto para recuperar los alimentos frescos y entregarlos a los responsables de comedores sociales.
Para llevar a cabo esta iniciativa, que prevé repetir en 2012, ha contado con la colaboración de decenas de voluntarios, de empresas -42 alimentarias, 16 de Mercabarna y tres cooperativas-, e incluso con un decomiso de 10.000 kilos de fruta realizado por la Guardia Civil.

"El hambre franquea el límite de la dignidad humana, y ya no podemos hacerle frente solos. Pedimos la movilización de los ciudadanos y las administraciones", han reclamado desde la Fundación, que el 25 y 26 de noviembre se propone recoger 800 toneladas de alimentos básicos con la ayuda de 7.000 voluntarios, en el marco de la tercera Gran recaudación de alimentos en Catalunya.

http://www.lavanguardia.com/salud/20110915/54216471283/el-hambre-en-catalunya-se-triplica-y-afecta-a-1-5-millones-de-ciudadanos.html


El 16 de Septiembre d 2011 se publicó este artículo en La Vanguardia con datos sobre la crisis alimentaria que está afectando Cataluña, derivada de la situación económica de cada vez más personas afectadas por la precariedad y la pobreza, y cómo los servicios sociales ya no destinarán fondos económicos para hacer frente a esta triste realidad.

Estos artículos, de la manera en que están escritos, relatando hechos pero sin proponer ningún tipo de remedio, crean un estado general de rabia, impotencia y frustración en algunas personas, las que se encuentran más cercanas a la realidad de quedarse sin recursos, y en otras, el sentimiento conformista de"qué afortunad@ que soy que a mi no me afecta, y por lo tanto, doy gracias por lo que tengo" y se conforman con su dulce acomodamiento o con su precaria suerte de poder aún comer y pagar su vivienda.

La difusión de que los recursos son cada vez más escasos es importante, pero más importante es no caer en la impotencia y fomentar la soberanía alimentaria recuperando tierras inutilizadas en las zonas rurales para destinarlas a cultivos de vegetales. El retorno a la agricultura y al consumo de alimentos propios de la zona en la que vivimos es la solución a la crisis alimentaria.

Huertos de la AAVV de Nou Barris en Can Masdeu

El informe “La agroecología y el derecho a la alimentación” elaborado a partir de una exhaustiva revisión de la literatura científica más actual, demuestra que las explotaciones agrícolas campesinas pueden duplicar la producción de alimentos en zonas críticas a través del uso de métodos ecológicos.
El informe, presentado ante las Naciones Unidas,  exhorta pues a los Estados a que dirijan sus esfuerzos hacia la agroecología para poder así satisfacer las necesidades alimentarias de su población al tiempo que plantan cara a los desafíos que presentan el clima y la pobreza. (http://www.srfood.org/images/stories/pdf/press_releases/20110308_agroecology-report-pr_es.pdf )


Conviene recordar que la entrada de los productos químicos en la agricultura proviene de la reconversión de las indústrias bélicas y que el modelo agrícola imerante no nutre al mundo. No se puede pensar en salir de la crísis o plantear una alternativa social si no se parte de la agricultura y de la naturaleza. (Silvia Pérez-Vitoria)

Las alternativas que están surgiendo en los países del Sur, que es donde hay más campesinado son una oportunidad para estos pueblos, y a la vez un modelo a seguir cuando hay escasez de recursos.
En Gambia, La Asociación de Mujeres Recolectoras de Ostras está desarrollando un plan de co-gestión sostenible de la pesca local de ostras para evitar la sobre-explotación. En Kibera (Nairobi), el mayor barrio de chabolas de Kenya, más de 1000 mujeres agricultoras cultivan huertos veticales en sacos agujereados lleno de tierra para alimentar a sus familias y a sus comunidades. En Sudáfrica, lo pastores nómadas están conservando razas autóctonas de ganado adaptadas al calor y a la sequía. En Uganda el programa de Desarrollo de Innovaciones en Cultivos Escolares está incorporando a la programación escolar el cuidado de huertos con verduras autóctonas y se enseña a los niños a cultivar variedades locales y a revitalizar las tradiciones culinarias del país.
(Revista Integral nº382)


Aquí, con muchos más recursos aún que en África, las payesas y las pescateras del mercado de Vilanova i la Geltrú dicen que van a cerrar sus paradas porque la agricultura y la pesca local no les da para vivir...Y yo me pregunto: ¿Qué come la gente?
El eslabón más importante de la cadena es el consumidor. Por 5 euros, la payesas Montse y Antonia (que no fumigan las verduras que ellas mismas cultivan, recolectan y venden) o por un poco más, debido al certificado ecológico, la familia Tupí o Can Pebrots os llenarán un bolsón de verduras frescas. Por 3 euros, en El Pop (pescadería KM0 ) o en las paradas del interior del mercado podreis comprar 1 kg de pescado sencillo de la bahía (deliciosos maires, pagells, sorells, mabres....) y por 2'5 euros tenéis arroz integral para toda la semana TOTAL: 10'5 euros.
La mayoría de las personas de hoy en día tienen toda clase de aparatos tecnológicos /móviles, televisores, libros digitales...) pero un paquete de mijo o de algas les parece caro. Y los garbanzos ya ni los comen...

La Montse: "Al meu marit no li agraden els químics...uuuiii...a tu tampoc, oi?".

La salpa es un pescado blanco muy jugoso que se alimenta solo de algas.

Es cada vez más necesario que se dé un cambio de hábitos en la alimentación y en las fuentes de abastecimiento sustituyendo las compras de los supermercados por compras en los mercados locales y en las tiendas de barrio o de pueblo que fomentan la economía local. Sólo de esta manera estaremos creando la demanda necesaria para que no se extinga la agricultura, pesca y ganadería a pequeña escala que sostienen nuestra biodiversidad y creando la "resiliencia" necesaria para hacer frente a una muy posible crisis alimentaria.
Agnès Pérez.