lunes, 20 de diciembre de 2010

VERDURAS VERDES Y HOJAS COMESTIBLES:


Las plantas desempeñan la labor más importante sobre el planeta: proporcionar a la tierra oxígeno. Hacen esto purificando el aire de dióxido de carbono que absorben y procesan a tavés de la fotosíntesis. Este proceso se da al contrario en el mundo animal: los animales ingieren oxígeno y descargan dióxido de carbono. las plantas también son indispensables en su habilidad de transformar la energía de la luz del sol en energía química. las plantas no solo transforman esta energía vital sino que también pueden almacenarla para su uso posterior. Esta energía de luz química almacenada, al comerla los animales y las personas en forma de plantas es usada como combustible. Las plantas son el origen verdadero de proteínas, carbohidratos y otras moléculas complejas. Sin las plantas el planeta sería una esfera sin vida que da vueltas, estéril y yermo.
Las plantas de hoja son el mejor ejemplo de la ley natural del tomar (la luz del sol) y del dar (oxígeno).
Existen muchísimas variedades de vegetales de hoja verde comestible y son tanto aquellos que crecen como hojas por sí solas (rúcula, berros, hojas de mostaza, ruibarbo…) o las mismas hojas de las raíces (de la zanahoria, del nabo, de los rabanitos…) o las hojas de otras verduras como la coliflor, brócoli o las verduras redondas verdes como todas las variedades de coles, el brócoli, etc… La mayoría de ellas pueden comerse crudas en ensalada durante el verano (y en menor cantidad, también en primavera), escaldadas o al vapor.
Es muy importante comerlas al menos en las dos comidas principales (almuerzo y cena) y también se pueden tomar en el desayuno acompañando la crema de cereales.
Algunos vegetales de hojas verdes, crecen durante el invierno y otros durante el verano; algunos son perennes y otros de estación.
Actualmente se conocen cerca de mil especies de plantas con hojas comestibles.


Cómo almacenarlas

La mayoría de ellas pueden almacenarse en la nevera durante varios días, ligeramente humedecidas y dentro de una bolsa de plástico perforada.
Las hojas cosechadas tiernas y de estructura delicada se marchitan pronto; es mejor comerlas lo antes posible, o comprarlas el mismo día en que se van a consumir.

Las plantas de hojas comestibles y la salud

Las plantas de hojas comestibles son bajas en calorías, bajas en grasa, altas en proteína por caloría, altas en fibra, altas en hierro, magnesio y calcio. Al igual que muchos vegetales contienen antioxidantes que ayudan al organismo a desintoxicarse, lo cual las sitúa entre los alimentos que ayudan a reducir los riesgos de cáncer.
Sobre todo las hojas verde oscuro poseen grandes propiedades alimenticias. Son ricas en fibra, clorofila, beta caroteno (precursor de la vitamina A), en vitamina C, en calcio, hierro y magnesio. También contienen luteína y zeaxanthina, las cuales se piensa que protegen la vista de cataratas y degeneración de la macula. Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico.

Los vegetales de hojas verdes sinergéticamente influyen en los órganos de la mitad superior del cuerpo, es decir, en pulmones, corazón y garganta.
“Cuando una semilla adentra sus raíces en la tierra, un brote crece en dirección opuesta. Este brote se transforma en el tallo y en las hojas, que se yerguen hacia el cielo. Las hojas absorben la luz y la transforman en materia, en ellas se asienta la luz del sol que se ha materializado en clorofila y en hidratos de carbono. Las hojas verdes aportan la frescura necesaria en toda comida equilibrada. Las personas las necesitamos ya que sirven de intermediarias para nuestro intercambio de energía con el cosmos”. (Anne Marie Colbin – “El poder curativo de los alimentos”)

Verduras de hoja verde que podemos encontrar en los mercados:

Acelgas: la macrobiótica indica limitar su uso si existen problemas en los riñones debido a su alto contenido en oxalatos. Contienen:
• Vitaminas: A muchísima y C en menor cantidad.
• Minerales: Potasio, Calcio, Magnesio, Hierro, Yodo.
• Otros: Folatos, Beta-carotenos, Acido oxalático.
Recomendadas para:
• Anticancerígenas, estrés, diurética, laxante, depurador, durante el embarazo: ayuda a la buena formación feto.
• Tiroides: hormonas, sistema inmunológico: formación anticuerpos, producción de glóbulos rojos y blancos, visión, cabello, uñas, piel, mucosas, huesos, dientes. Hígado. Bajada de defensas.Problemas cardiovasculares y degenerativos.Transmisión y generación del impulso nervioso y muscular. Hormonas sexuales y suprarrenales.Tránsito intestinal
• Crecimiento de los niños/as.
• Infecciones respiratorias.


Apio: El apio es originario del Mediterráneo, del Cáucaso y del Himalaya y ya se utilizaba en el antiguo Egipto. Como hortaliza empezó a cultivarse y consumirse a partir de la Edad Media. Actualmente se consume muchísimo en Europa y América por su gran poder diurético, sobretodo en Francia, Italia y España.
Existen dos variedades Apium Graveolens ver. dulce y ver. rapaceum (apio nabo). Pertenece a la familia de las Umbelíferas. El Apio necesita de un clima templado. No soporta el frío del invierno y necesita luz. Un 30%, que se comercializa es de apio blanco y un 70% de apio verde. Tradicionalmente, al apio se le han asociado propiedades importantes de tipo depurativo y para gran cantidad de remedios relacionados con temas digestivos.
El apio contiene:
• Vitaminas:C, A, E, B1, B2.
• Minerales: Sodio, Potasio, Calcio, Magnesio, Hierro, Azufre, fosforo, zinc,
• Otros: Ftálida, ácido fólico, betacaroteno.
Recomendado para:
• Retención de líquidos, depurativo, laxante...Tranquilizante.Bueno para reducir colesterol y el ácido úrico. Ayuda a disminuir la hipertensión. Por su vitamina E como uno de los grandes antioxidantes aliados contra el cáncer. Contra Artrosis y reuma. Prevención de problemas cardiovasculares.

Berros: Los Berros son originarios de Asia Septentrional y Europa. Los principales países productos son: Dinamarca, Holanda, Francia, Bélgica e Inglaterra. Se trata de una verdura herbácea, que pertenece a la familia de las Brassicacease. Es una planta hipocalórica.
Antiguamente, se utilizaban como medicina contra el reuma, las grietas en la piel, antinflamatoria y concretamente en Alemania se utilizaba como medicina contra el escorbuto, por su contenido en vitamina C. De sabor un poco picante y un poco amargo, ayudan a abrir los pulmones y favorecen la respiración.
Poseen Phenylethyl isothio-cyanate (peitc), un aceite que causa su sabor amargo y este aceite podría ser lo que le otorga sus propiedades anticancerígenos. Contiene también beta-caroteno, vitaminas: A, B1, B6, C, E, K; además de abundante yodo, hierro, calcio, magnesio, zinc y de un flavonoide llamado quercentin, el cual es des-inflamante, antihistamínico y antioxidante.
Existen 4 variedades de Berros:
• Berro Mastuerzo: es el más común.
• Berro de fuente o de agua: crece dentro del agua. Son los más nutritivos. Las hojas grandes y oscuras son las mejores.
• Berro cocleacia: hojas forma de cuchara. Silvestre en Europa central y septentrional.
• Berro de invierno: se cultiva en Francia y Europa. A este grupo pertenece el Daikon, a pesar de ser un rábano.

Bok choy (col china, también Pak Choi, Bok Choy, Pak Choi) cuyo nombre científico es Brassica chinensis L. es un vegetal oriundo del Extremo Oriente. Se cultiva en China desde más de 1.500 años, desde donde llegó a Japón a fines del siglo XIX. En los últimos años su consumo y producción han experimentado una difusión paulatina a los países de Europa y América. Parecida a una acelga, sus hojas verdes y sus tallos blancos se utilizan en la cocina asiática, en especial la cocina china cantonesa. Es una rica fuente de vitamina C, beta caroteno y hierro. Es también una buena fuente de ácido fólico, vitamina B6 y calcio.

Borraja: En la actualidad, en países como Francia e Italia la borraja se considera una verdura de lujo y los platos donde es protagonista se presentan como una auténtica especialidad en restaurantes de prestigio. Cuando se consume la borraja se aprecia su sabor fino y delicado, muy vegetal. En la borraja destaca el potasio, el calcio, el sodio y el hierro, además de cantidades discretas de magnesio, zinc, fósforo. Además interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la resistencia a las infecciones y la absorción de ciertos nutrientes de los alimentos (hierro, ácido fólico y ciertos aminoácidos). En la cocina se usa cruda en ensaladas, menestras, hervidas, sofritas con ajos, sopas etc.


Brócoli: El brócoli, pertenece a la familia de las Crucíferas, a la variedad botrytis y a la subvariedad cymosa Lam.
Es un vegetal duro de la familia del repollo o col, alto en vitaminas A y D. Se desarrolla mejor en las estaciones frescas del año. Cada vez es más popular y se puede cocinar al vapor, al horno, hervido...
El brócoli es uno de los llamados "superfoods" (super alimentos) por sus propiedades nutritivas y antioxidantes pero dada su riqueza en vitamina C y ácido fólico es interesante hacerlo al dente, para que no pierda sus propiedades. La temporada de brócoli en España es de Enero a Marzo.

Canónigos: debido a su alto contenido de vitamina B9 son buenos contra el stress, la depresión y la fatiga.

Cardo: contiene vitamina C, potasio y, una alta cantidad de hierro. Provee vitamina A, vitamina E, potasio, magnesio y beta-caroteno. Sin embargo, al igual que la espinaca contiene también niveles altos de oxalatos y, demasiado acido oxalatito puede interferir con la absorción del calcio.

Col: hay numerosas variedades de coles,

Col rizada: Al tener mucha vitamina A o niacina, la col rizada previene enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, esta verdura también favorece el buen estado de la piel y de las mucosas.
El ácido fólico o vitamina B9 de la col rizada, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Esta verdura también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcólicas o fumadores, pues estos hábitos, ocasionan una mala absorción del ácido fólico.
La acción antioxidante de la vitamina C, hace que el consumo de la col rizada sea beneficioso para nuestra vista, piel, oído y aparato respiratorio. Además, la alta cantidad de vitamina C de esta verdura puede ayudarnos a reducir los síntomas del resfriado y a combatir enfermedades como el estreñimiento y el hipertiroidismo. También es recomendable durante la menopausia ya que la vitamina C ayuda a reducir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.
El elevado contenido de vitamina K en esta verdura hace que tomar la col rizada sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

Col de paperina: variedad de col típica de Catalunya, de forma ovalada y un poco puntiaguda. Sus hojas son muy tiernas y de un verde más suave que el de la col rizada. Al interior es de color amarillo. Tiene un gusto intenso pero a la vez suave y bastante dulce.

Coles de Bruxelas: Las Coles de Bruselas son originarias del norte de Europa, concretamente del norte de Francia y de Bélgica, De ahí su nombre por Bruselas, por la capital de Bélgica. Y estas necesitan de un clima frío y húmedo para ser cultivadas. Los países que más la consumen son: Francia, Bélgica, Holanda, Alemania y Reino Unido.
Se diferencian de las otras coles por tener más Vitamina A, mucho potasio y calcio, fósforo, sodio y magnesio.

Diente de león: Crece como hierba silvestre y se puede encontrar en primavera en los bordes de los caminos y como “mala hierba” en los huertos y campos. Tiene un intenso sabor amargo, sin embargo existen especies cultivadas que no tiene el mismo sabor amargo.
Entre las propiedades que poseen destacan las colagogas, es decir, que estimulan las contracciones de la vesícula biliar y favorece su secreción. Además, es considerado un diurético efectivo ya que contiene potasio, de hecho, es una de las plantas más empleadas para la eliminación de los líquidos retenidos, incluso, el diente de león funciona en casos de retención causado por trastornos de índole cardíaca.
También es aperitivo y depurador de la sangre de toxinas al tiempo que protege al hígado, en especial, en casos de intoxicación alimentaria. Asimismo, el diente de león es empleado para combatir la inapetencia.
Otros usos incluyen el tratamiento alternativo de reumatismo y su utilización como tónico hepático, y aún más, se cree que ayuda en la remoción de las verrugas cuando se utiliza de forma tópica sobre ellas.
Las hojas de diente de león son ricas en vitamina A, C, K, B2 (riboflavina) y en calcio, hierro y potasio, entre otros.
Por lo general, esta planta se puede consumir fresca y en forma de ensaladas, aunque también se puede incorporar a través de zumos al exprimir sus hojas: se recomienda tomar de tres a cuatro cucharaditas al día, según el efecto que se busque.

Escarola: Es originaria del Mediterráneo o de Asia, no se sabe con exactitud, porque se cultivan en las dos partes des la antigüedad. Se sabe que en Egipto, Grecia, Roma ya la tomaban como ensalada. En algunos lugares la llamaban "endivia".Es de la familia de las Asteráceas. Necesitan de climas templados más bien fríos, que cálidos para crecer sin problemas. La escarola tiene un toque amargo, que desagrada a muchos, igual que la endivia, sin embargo es ese toque amargo la clave de su exquisitez cuando se combina con otras hortalizas.
En España se consume tradicionalmente la variedad rizada y se cultiva en Cataluña, Valencia y Murcia. Een la comarca del Garraf tenemos la "escarola de cabell d'angel", variedad muy tierna, que se puede comprar solo durante un par de meses al año, con hojas muy finas y deliciosa en "Xató" (ensalada típica de la comarca).
Contiene: Vitaminas: A, C, B1, B2, Minerales: Potasio, Calcio, Fósforo, Sodio, Hierro, Tianina, Riboflavina, Niacina, Acido ascórbico, Folatos, beta-carotenos, intibina.

Espigalls: La col brotonera o los espigalls son una variedad de col de la variedad de las crucíferas que produce hojas alargadas. De Octubre a Noviembre genera unos brotes con mucha hoja que se denominan col verde o “brotons” en la comarca del garraf en Catalunya, de donde son originarias y autóctonas. La temporada de los espigalls es de Enero a Marzo. Tienen un color verde oscuro y un sabor suave a col. Se suelen comer frescos, hervidos y alineados con un poco de aceite de oliva o salteados con judías verdes.
Como la mayoría de las verduras de hoja, son ricas en áacido fólico, muy recomendable durante el embarazo, en Vit C, A, Potasio y fibra.

Espinaca: pertenece a la familia de las Quenopodiáceas. Es una verdura, que necesita de un terreno fresco y un clima templado, para crecer. Se planta en Agosto o Septiembre y se recolecta dos meses después.
La espinaca contiene vitamina A, vitamina C y tiene altos niveles de calcio, fósforo y potasio; también cantidades moderadas de proteína. Sin embargo, contienen también oxalatos que pueden interferir con la absorción del calcio. Recomendadas especialmente en caso de anemia ferropénica por su alto contenido en hierro.

Grelos:
Los grelos son de la familia de las Crucíferas, de la variedad Rapa. Son unas hortalizas, que hasta no hace mucho tiempo se consume principalmente en Galicia y poco conocida en el resto de España.
Tiene un sabor muy peculiar y con un punto amargo muy singular y atractivo para algunos platos.
Los Grelos y las Nabizas son las hojas de los nabos, que le salen antes de la floración. Ambas tienen más vitaminas que los nabos en sí. El origen de los Grelos no está muy claro, para unos es originario de Europa y para otros de Asia, que son los dos continentes donde más se consume.
Pero en España. se ha cultivado y consumido durante muchos años sólo en Galicia. Hoy en día, se venden en casi todos los lugares de nuestro país.
Con los grelos se hacen varios platos típicos gallegos. Se utilizan para hacer guisos, tortilla, ensalada. Se le puede dar el mismo uso o utilizar las mismas recetas, que las espinacas.
El problema que tienen los grelos son su amargor, que se quita escaldándolas con agua hirviendo durante unos minutos antes de cocinarlas.

Hojas de mostaza: Los romanos eran grandes consumidores de mostaza. Tanto sus hojas como sus semillas son comestibles y las hojas huelen a pimienta, se usan como condimento, elaborar salsas, las hojas enteras en ensalada, para acompañar pescados, mariscos…Estimula la acción de las glándulas sexuales, aporta minerales y vitaminas. Propiedades: acción altamente rubefaciente y revulsiva. Es ideal para bronquitis, pleuresía, reuma, artritis, y es estimulante y diurética. Contienen vitamina K, vitamina C, vitamina E y folate. Son sobre todo una fuente muy rica de calcio.

Hojas de nabos: Contienen vitamina C, calcio, fósforo, magnesio y, altas cantidades de acido fólico. Las hojas de nabo, en macrobiótica se utilizan para hacer baños de asiento con la finalidad de ayudar al aparato reproductor femenino a que elimine mucosidades.

Hojas de rabanitos: Como diurético y colagogo, se hace una decocción de hojas de rábano, 50 gr. con 1 litro de agua.
La infusión de hojas de rábano con hinojo, se utiliza para combatir los gases intestinales.

Hojas de remolacha: La remolacha común procede de la especie botánica Beta marítima, conocida popularmente como "acelga marina" o "acelga bravía", planta originaria en la zona costera del norte de África. Su cultivo es muy antiguo, data del siglo II A de C y dio lugar a dos hortalizas diferentes: una con follaje abundante, la acelga, y otra con raíz engrosada y carnosa, la remolacha. En principio las antiguas civilizaciones sólo consumían las hojas de la remolacha. La raíz de la planta se utilizaba como medicamento para combatir los dolores de muelas y de cabeza. Se sabe que los romanos consumían esta raíz, pero no fue hasta el siglo XVI cuando volvió a la dieta, en este caso, de ingleses y alemanes.
En la actualidad, su consumo está muy difundido por todos los países de clima templado, en especial en Europa. Francia e Italia son sus principales productores.
Son ricas en beta-carotenos, vitamina C, hierro y calcio.

Hojas de zanahoria: De noviembre a marzo es posible encontrar buenas zanahorias de temporada. La zanahoria es una verdura dura y de clima frío, aunque pueden aguantar el calor del verano en muchas áreas, crecen mejor cuando se siembran en la entrada de primavera.
Las hojas de las zanahorias son comestibles y muy nutritivas, ricas en proteínas, minerales y vitaminas. Son una fuente excelente de clorofila (estudios han demostrado que lucha contra el crecimiento de tumores). La clorofila contiene propiedades depurativas de la sangre, los ganglios linfáticos y las glándulas suprarrenales. Los científicos han sido incapaces de sintetizar clorofila en el laboratorio, pero los vegetales de hoja verde la contienen en cantidades suficientes para proteger el cuerpo humano.
Tienen propiedades antisépticas, por lo que se han añadido a enjuagues bucales y, para desinfectar heridas. Masticar hojas de zanahoria puede curar lesiones en la boca, mal aliento, sangrado de las encías y úlceras en la boca.También son diuréticas y pueden ayudar a tratar enfermedades renales y edemas.
Fue el médico griego Dioscórides (40-A de C – 90) quiencataloga más de 600 especies de plantas medicinales y dijo que los griegos usaban hojas de zanahoria contra los tumores cancerosos.


Judías verdes: Pertenecen a la familia de las Fabáceas y a la subespecie de las Papilionáceas. Necesitan de un clima templado, tropical o subtropical para crecen.

Las Judías Verdes son las vainas de las Judías y dentro están las semillas, que al desarrollarse y secarse, pasan a ser las alubias o judías secas. Pueden tener distintas formas: planas, redondas o de cordón o cordiforme y en forma de ocho.
Las Judías verdes se cultivan desde hace 5.000 años. Son originarias de México y Perú, aunque algunos creen que son originarias de Asia, India y China. Lo cierto es que los conquistadores españoles las descubrieron, cuando llegaron a México y en el siglo XVI las trajeron a España. De España se extendió su consumo al resto de Europa. Hasta el siglo XIX no se empezó a comer la vaina verde, se comían sólo la semilla o judía seca. No son una verdura de hoja sino una vaina. Pero las incluiré entre las verduras verdes por sus innumerables propiedades.
Contienen:
• Vitaminas: A, C, B1, B3, B6, B2
• Minerales: Potasio, Calcio, Fósforo, Hierro, Magnesio, Cromo, Yodo.
• Otros: Ácido fólico, beta-caroteno, aminoácidos( arginina), antioxidantes.
Recomendadas para:
• Gota, artritis y cálculos en el riñón, gracias al ácido fólico.
• Anemias, gracias a su aporte de hierro, calcio.
• Colesterol.
• Anti-cancerígeno,
• Sistema inmunológico: sube las defensas y la creación de anticuerpos.
• Transito intestinal.
• Diurético y depurativo
• Hipertensión.
• Cálculos renales y Acido úrico.

Lechuga: es una rica fuente de vitamina A, vitamina K, vitamina C, B1, B2, B3, B5, B6 y E, ácido fólico, manganeso, cromo y fibra. Betacaroteno, calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio y pequeñas cantidades de cobre, hierro y cinc. Favorece la digestión, estimula la formación de bilis, es refrescante, rejuvenecedora, desintoxica la sangre, favorece la formación de orina, impide las fermentaciones intestinales. Útil en aquellos/as que tienen problemas para dormir porque favorece el sueño.

Existen muy numerosas variedades de lechuga. Los tipos de lechuga más conocidos son:
• Iceberg, hoja redonda y crujiente que forma un cogollo compacto (Campo de Cartagena, Valle del Guadalentín y Águilas) y Alicante, recolectándose ininterrumpidamente desde octubre hasta mayo
• "Little gem" o cogollitos
• Hoja rizada (hojas sueltas o separadas)
• Romana (hojas alargadas, con bordes enteros y nervio central muy ancho). está también la "Miniromana", de calibre más reducido ideal para una ensalada familiar
• Tallo (también llamada lechuga espárrago) con hojas cuyo sabor no es aconsejable.
• Simpson - Roble de semilla negra, de color más oscuro
Hace unos años la lechuga de la huerta murciana "rizada" era de un sabor increíblemente bueno. Ahora es más difícil encontrarla. Castellón y Valencia también producen excelentes lechugas.



Perejil: Hierba originaria de los países mediterráneos orientales, en la actualidad se cultiva en todo el mundo, contiene grandes cantidades de vitamina C y A y minerales como el hierro, calcio, fósforo y manganeso.
Es potente como diurética, ayuda a eliminar los gases regulando el tránsito intestinal, es digestiva, antiespasmódica, estimulante del músculo uterino, es muy alimenticia, mejora las afecciones hepáticas, baja la tensión arterial.
Usar en las infecciones y cálculos urinarios, cuando hay retenciones de líquidos o edemas, problemas digestivos o gástricos, para volver el útero a su estado después del parto y para promover la formación de leche en la madre, en los problemas artríticos cuando existe una defectuosa evacuación renal, en la anemia, para eliminar los parásitos intestinales. Localmente se emplea en las picaduras de insectos, para calmar el dolor de muelas, en las heridas y abcesos, así como en las contusiones
Advertencia: no usar ni las semillas ni la planta en el embarazo porque es abortiva, sobre todo si están frescas.


Puerros: Los puerros contienen, fibra, un 94% de agua, son bajos en calorías, así como en hidratos de carbono.
Contienen además:
-Vitaminas: A, C, B6.
-Minerales: Potasio, Calcio, Fosforo, Sodio, Hierro.
-Tianina, Riboflavina, Niacina, Acido ascórbico, Folatos, Acido ascórbico.
Recomendados para:
- Aparato digestivo y el páncreas, funciones biliares.
- Embarazadas: ayuda a la formación del feto.
- Favorece transito intestinal.
- Sistema inmunológico: formación anticuerpos, producción de glóbulos rojos y blancos.
- Subida de defensas.
- Es diurético y laxante.
- Vista, cabello, colágeno, piel, dientes, huesos.
- Aperitivo.
- Enfermedades cardiovasculares y degenerativas.
- Colesterol.
- Depura la sangre.
- Transmisión y generación del impulso nervioso y muscular.
- reuma, artritis.

Rúcula: Es una fuente excelente de vitamina A, vitamina C, acido fólico, calcio, manganeso y magnesio. Es también una gran fuente de potasio, hierro, zinc, riboflavina, cobre y clorofila.
La rúcula, al igual que otros crucíferos vegetales, contiene glucosinolates, un compuesto anticancerígeno, un antioxidante que estimula la desintoxicación del organismo.



Notas

Las frutas y los vegetales pierden propiedades alimenticias cuando se almacenan durante mucho tiempo o, cuando se cocinan por un tiempo largo. Por ello hay que consumirlas frescas y, si las cocina, que sea durante un tiempo corto (escaldada, al vapor, en salteado corto, prensadas...)

Es importante consumir verduras de cultivo biológico tya que así nos aseguramos un aporte mucho más elevado de vitaminas y minerales, pero si laverdura no lo es, las partes externas de la planta no se deben comer ya que llevan la mayor parte de los productos químicos con los que se han fumigado.


Principales fuentes de información:
http://www.euroresidentes.com/
http://www.innatia.com/
http://www.gastroteca.cat/
http://www.carrotmuseum.co.uk/
http://www.alimentacion-sana.com/.
http://propiedadesalimentos.jaimaalkauzar.es/
El poder curativo de los alimentos: Anne marie Colbin
La energía de los alimentos: Steve Gagné








10 comentarios:

La casa con encanto dijo...

Genial explicación sobre las verduras y sus propiedades! Tengo pendiente probar los espigalls, que ahora es temporada en el Baix llobregat!

Un beso,

Cristina

AGNÈS PÉREZ dijo...

Gracias, Cristina!

Yo estoy aprovechando esta temporada para tomarlos un poco más y de paso preparar unas cuantas recetas para colgarlas en este blog!
B7s,
Agnès.

joaquin dijo...

Hola está muy bien lo que decís, me sirvió mucho.
Pero, con respecto a lo de que la tierra no tendría vida sin las plantas, depende de si vos considerás a las bacterias como seres vivos. Porque las bacterias existen desde hace miles de millones de años, mucho antes de que aparecieran las primeras bacterias fotosintéticas, las cuales llenaron durante millones de años la atmósfera con oxígeno. Esto dicen algunos científicos provocó en parte la evolución a las células eucariotas, ya que las "celulas" que no podían procesar el oxígeno, incorporaron otras que si podían en relación de simbiosis, las cuales serían las futuras organelas. Esto si nos referimos a las células animales. Las células vegetales hicieron el mismo proceso, pero con las bacterias fotosintéticas.

Anónimo dijo...


El blog está genial, trae de todo y todo bien. Me ha servido para hacer un trabajo de ciencias naturales.

Aurora dijo...

¡Está genial! muchas gracias por tomar de tu tiempo para hacernos llegar un resumen tan perfecto en tamaño, ni muy largo, ni muy corto, pero eso sí, con un gran contenido, nada de "bla bla bla" ¡justo lo que necesitaba leer!.

De verdad, gracias, está muy bien explicado y presentado.

¡Seguiré leyendo tu blog!

Pilar dijo...

Agnes,

Este articulo me parece estupendo, gracias por toda esta informacion.

Perdona que te haga una pregunta, tras leerlo parece importantisimo comer verduras diariamente pero esto ocasiona incomodidades intestinales.

¿Como hacer entonces? A mi me encanta la verdura (y las legumbres), pero aun mezclandolas con fibra y comida sana me afectan mucho, no podria tomarlas diariamente. ¿Tienes algun otro articulo que hable sobre esto?

(perdona, en mi ordenador no funcionan las tildes... un desastre...)

AGNÈS PÉREZ dijo...

Hola Pilar,

Comiendo macrobióticamente se regenera la capacidad digestiva, ya se tengan solo problemas leves o alguna enfermedad. No tengo artículos escritos, de momento, sobre este tema.

Cordialmente,

Agnès.

Carolina Martin dijo...

Me encanto y digno de tu autoria tan detallado

Anónimo dijo...

Hola, escribo desde México. Excelente información y para los nuevos en esto que se quejan de malestares estomacales al comer vegetales verdes, esto se debe a las deficiencias de enzimas que produce el comer alimentos cocidos. tengan paciencia y poco a poco se va regenerando la reserva de enzimas. Un buen "tip" es comer tambien frutas como la papaya o la piña que tienen una buena cantidad de enzimas digestivas. SUERTE.

AGNÈS PÉREZ dijo...

Hola!!
Este blog tiene que ver con la macrobiótica y lo escribo desde la costa Catalana. La alimentación propuesta es en todos los casos ecológica y proveniente de cultivos locales, por lo que la piña y la papaya, aunque supongan beneficios y se suelan recetar en casos específicos en naturopatía no entrarían dentro de los alimentos propuestos por la macrobiótica mediterránea.

Gracias por vuestros comentarios!